lunes, 19 de agosto de 2013

Fate of Cthulhu.

Sigo intentándolo. No se puede decir que no lo intente. Participé en el mecenazgo baratuelo del Fate Core, he aprovechado las vacaciones para leerme el pdf y luego me he hecho con un ejemplar físico. A lo mejor hablo más del Fate Core en otro momento o a lo mejor no. Sólo diré que merece la pena leerlo aunque luego no se vaya a jugar y, lo que es más vanguardista por mi parte: merece la pena leer los capítulos dedicados a cómo diseñar, estructurar y dirigir una partida y una campaña.

En fin, que me disperso, al Fate volveré más tarde. El caso es que mi santa esposa, nunca lo suficientemente alabada, me preguntó si no existían juegos de rol de investigación, que a eso sí le gustaría jugar. Tras una búsqueda bastante exhaustiva no encontré nada digno de mención. Hay muchos juegos de género noir, pero muy pocos y muy raros de mystery murder, que es lo que le gusta a ella. Así que tiré por la calle de en medio y acudí a los clásicos: La llamada de Cthulhu.

Elegí la aventura pa'unatarde de toda la vida: El Hechizo de la Casa Corbitt, que se puede encontrar traducida y totalmente gratuita como parte de la Guía de inicio rápido, en este ¡ENLACE! Y entonces surgió un problema: el sistema BRP. Conociendo a mi mujer, pasar 45 minutos haciendo números para hacer un personaje (que encima acabará muerto, loco o encarcelado al cabo de un rato) era garantía de fracaso, y darle un personaje pregenerado con una hoja llena de números también, que se me aturulla. Siempre queda la opción de El Rastro de Cthulhu pero me volví a indignar con él tras volver a leer el capítulo de creación de personajes. ¡Qué libro más mal escrito! Tiene partes dignas de ser citadas para risa y mofa. Tres veces me lo he leído y sigo sin entender una mierda. Igual hasta el sistema no es malo, lástima que nunca lo sabremos. Total, que me lié la manta a la cabeza y tiré de Fate Core, haciendo la creación de personajes sobre la marcha durante la partida. Estoy hecho un indie, lo sé. Nos os riáis, va, cabrones.

Me decanté por Fate Core, en lugar de Fate Accelerated porque en las aventuras de Cthulhu las habilidades son importantes. Mi conversión se limitó a llamar Academics a Lore y usarla para cultura general; mientras que para cualquier especialización tipo Antropología, Historia, Geografía, etc... hace falta el stunt correspondiente, y ya. Tira millas. Hay gente que se ha currado adaptaciones más trabajadas, como la que podéis ver en este ¡ENLACE!, pero fue más que suficiente para ir tirando, y además la barra de stress mental me venía de perlas para todo lo relacionado con el proceloso mundo de la Cordura.

He aquí mi intenso trabajo de adaptación.
Currazo.

Reunidos tres jugadores: un amigo, su pareja y mi señora. Las dos damas poco aficionadas a los juegos de rol, por decirlo de forma suave y mi amigo con poca experiencia en Fate. Vamos, como yo. No expliqué el sistema, sólo les pedí tras leer la introducción de la partida que definieran quiénes eran sus personajes, cuál era su problema, su mejor habilidad y alguna otra que deberían tener por ser quienes eran. Además, les dejé establecer su relación con el caso en lugar de hacer que fueran contratados por el casero propietario de la Casa Corbitt para investigar lo ocurrido. Surgieron así los siguientes personajes:

  • La psicóloga que atendía a los Marcario en el Sanatorio de Roxbury.
  • El hermano de Marcario, un vendedor de coches.
  • Un policía del barrio de toda la vida.

Tiempo dedicado a la introducción y la creación de personajes: 15 minutos.

¡Al lío, al lío!

Las tiradas, habilidades y acciones se fueron explicando a medida que hicieron falta, los aspectos se fueron añadiendo a medida que los personajes interactuaban entre ellos, la historia y otros pnjs, y hasta se definieron algunos stunts de forma espontánea.

Al finalizar la partida los personajes quedaron más o menos así en cuanto a los aspectos:

  • La psicóloga consagrada: ingresada en secreto en un manicomio; una vez vi a Satán.
  • El charlatán vendedor de coches: problemillas con la mafia; supersticioso.
  • El policía de barrio: pierde los nervios con facilidad; terco como una mula.

Al final no terminamos la aventura, pero faltó bien poco, y lo mejor de todo es que la sensación fue buena. Al menos por parte de mi mujer, que es lo importante. Tenemos la intención de terminarla y quién sabe si jugar de vez en cuando a La Llamada de Cthulhu.

Dispérsense, aquí no hay nada que ver.

¿Y sobre el Fate? Pues eso, la sencillez y la creación de personajes sobre la marcha lo hace cojonudo para este tipo de experiencias.  Bien es cierto que no exploramos nada sus posibilidades, de hecho nadie usó una habilidad para crear una ventaja, pero también es cierto que no les expliqué nada de eso. Y casi mejor. A mí me da que es un sistema que resulta más fácil para alguien que no ha jugado nunca al rol que para los que llevamos toda la vida tirando dados y sumando numericos. Me cuesta, me cuesta, pero lo sigo intentando.

12 comentarios:

Fian dijo...

Yo también conseguí jugar por primera vez hará unas semanas. Hasta ese momento solo había podido leer a medias algunos de los manuales y lo veía difícil de llevar a la práctica, sobre todo por el tema de crear ventajas y aspectos temporales. Pero tras una creación de pjs más o menos rápida, y varias correcciones durante la partida sobre como usar los aspectos, nos hizo cogerle el tranquillo bastante rápido y pasarlo muy bien^^. De todos modos, creo que para ambientaciones ligeras escogería el FAE que resulta hasta más rápido y fácil^^. Me alegra ver que no soy el único con reticencias hacia el sistema que se acaba divirtiendo después...

Terrax el Maestro dijo...

¡Bravo! Si has convencido a la parienta y ha salido satisfecha ¡eso es un exitazo!

Imanol 'Wulwaif' dijo...

Ufff!!! Ardua tarea arrastrar a la señora al proceloso mundo del rol, Enhorabuena Maese.

YOP dijo...

Nadie se cogió ningún aspecto del tipo, "¿por mis cojones toreros?". Cómo se nota que no suelen jugar...

josemasaga dijo...

Jaté, justamente la parte de ventajas e incrementos (boosts) es la que me genera más dudas y para mi gusto peor explicada está. Me encantaría verla en acción para hacerme una idea, pero mucho mejor dejarla fuera en una primera partida, desde luego.

Carlos de la Cruz dijo...

Yo también he apoyado la opción baratilla de FATE Core y me lo he leído este verano. La verdad es que es la versión que me parece mejor explicada de todas las que me he leído, y ya me he leído muchas :D. Coincido en que es un muy buen sistema para gente que no ha jugado antes a ningún juego de rol. Yo en concreto no suelo ni poner stunts, me limito a jugar con aspectos y habilidades, y siempre me ha ido muy bien.

markirian dijo...

La partida màs jugada de la historia. Habia gente a quien le gustaba hacer la ficha. Otra epoca y otras edades (quedamos un dia para hacer la ficha ,jugamos otro). Pueden conseguirse esas ayudas de juego en algun sitio?

Velasco dijo...

Las ayudas te las puedes descargar en este enlace:

http://es.scribd.com/doc/50570479/Scenario-Support-the-Haunting-Newspapers-call-of-cthulhu

No viene la foto, peor sí todos los recortes de periódico. La verdad es que están muy chulas.

Anónimo dijo...

Markirian,
también están en

http://www.yog-sothoth.com/index.php?/files/file/433-the-haunting-newspaper-handouts/

y

http://www.yog-sothoth.com/index.php?/files/file/17-the-haunting-handouts/

Solo necesitas registrarte.

Nirkhuz dijo...

Que sorpresa. Yo quiero intentar lo mismo con mi novia que esta estos días por casa y creo que FATE será mejor para gente que no haya jugado nunca que para los que llevamos toda la vida.

Voy a tener que hacerme con el CORE ese que yo de FATE sólo tengo Héroes...

markirian dijo...

Gracias. Las ayudas cambian con lo visto hasta ahora. Incluso en el kit de reglas de la 7 edicion se continua con el estilo austero, claro y lisible. Vamos, lo de toda la vida.

itaqua dijo...

muy chulo. Mi mujer es una friky de aupa y todas las semanas juega su partida de fin de semana. En nueve años solo hemos jugado juntos un puñado de veces XD. En casa del herrero...

Publicar un comentario