jueves, 18 de junio de 2015

Echando horas

Pues ya está, ahora sí. Desde ayer por la tarde ya se puede adquirir a través de Drivethrurpg el primer lanzamiento de nuestra ridieditorial: Los Salones Verticales. No vuelvo a contar de qué va porque ya huele, mirad entradas anteriores o consultad la página de Phlogiston Books en este ¡ENLACE!


Antes de que empiecen a llegar las reseñas (si es que llega alguna), merece la pena hacer algunas reflexiones, no sólo sobre este engendro en concreto, ni sobre el rol en general, sino sobre la vida en general.

Publicar este módulo ha sido fácil y difícil. Es decir, ha sido difícil encontrar tiempo para escribirlo, máxime teniendo familia, un trabajo muy absorbente y algún que otro ramalazo de pluriempleo. Lo que apetece después de pasarte el día currando, hacer algo de ejercicio para no morirte de un infarto a los 50, bañar y acostar a los niños, y pasar un rato con ésa mujer tan maja con la que te casaste y ves menos que a tu jefe, es apagar la luz y quedarte frito. Eso sí, una vez tomada la decisión de quitarte una hora más de sueño, resulta fácil hacer algo que te gusta. No sé vosotros, pero yo no creo que vaya a encontrar jamás la realización a través del trabajo. Creo que eso es algo que se consigue con otras cosas, cosas como puede ser esta mamarrachada, o tener un grupo de teatro aficionado, o plantar orquídeas en el cuarto de la lavadora, o hacerte una media maratón o cocinar el bizcocho perfecto. Por eso es tan importante no dejar que las circunstancias te quiten eso.

Después ha habido que encontrar a los compañeros de viaje adecuados, claro. En primer lugar, Josemasaga, otro culo inquieto con aspiraciones de dominación mundial. Después Valentí Ponsa, al que felizmente llegamos de rebote. Patxi Tébar, al que le hubiera gustado poder dedicar más tiempo al proyecto. Tim Snider, un señor al que no conocíamos de nada pero se ofreció a echarnos una mano con toda su buena voluntad. Y finalmente Diego Menéndez, por recomendación de Rodrigo García Carmona, al que nunca se lo agradeceremos lo bastante. Sólo encontrarles ha llevado meses, y después han sido ellos los que también han pasado meses perdiendo horas de sueño para dedicarlas a un proyecto que, claramente, no les va asacar de pobres.

Insisto, meses sacando esto adelante a base de pura cabezonería. No hace falta más. Por eso digo que en cierto modo también ha sido fácil. Porque no tiene ningún secreto. Es como cuando los científicos se preguntan asombrados: "¿cómo harían los egipcios para levantar las pirámides?". Pues echando horas. No hay más misterio.

¡Así que, echad horas! ¡Luchad por lo que realmente os llena! ¡Copón, ya!

¡Ahí estamos! 
Tana-na-naaaa nanaaa nanananaaaa na-naaaa na-naa nannanaaaa...

Y ahora comentar algunas decisiones que tomamos a nivel editorial:

¿Por qué no hemos hecho mecenazgo? Porque los odio. Odio los mecenazgos y odio con todas mis fuerzas las stretch goals, esas moñadas que sólo sirven para que mi libro tarde seis meses más de lo previsto en llegar a mi casa. Conste que creo que los mecenazgos tienen su utilidad para determinados proyectos como pueden ser manuales grandes y gordos, juegos de mesa y cosas por el estilo, pero en algo como esto, un módulo de 42 páginas en blanco y negro formato A5, un mecenazgo me parecería una tomadura de pelo existiendo alternativas como el print on demand. Riesgo: 0. Bueno, siendo sinceros, si pagáramos lo que merecen a todos los que han trabajado en el módulo tendríamos un cierto riesgo ya que habría que recuperar el dinero invertido, pero tampoco estamos hablando de unas cifras astronómicas. Muy mal se nos tiene que dar para no recuperar la pasta o, al menos, para no perder demasiado.

¿Por qué no lo hemos puesto en pay what you want? Por un lado porque no me fío de vosotros, que sois todos unos golfos; y por otro porque creo que hace falta dar un valor mínimo a tu trabajo. Parecerá una tontería, pero creo que el cliente ve con otros ojos el hecho de que el precio no dependa de su bondad. Yo odio regatear, y el pay what you want me parece como estar en un zoco hablando con un señor que me quiere vender una alfombra. Quiere un precio concreto, y luego ya reflexionaré yo si ese precio me parece bien o mal.

¿Por qué no lo hemos puesto en Licencia abierta/descarga gratuita/Creative Commons? Porque ha costado dinero, no mucho, pero algo sí, y me gustaría intentar recuperarlo antes de que empiecen a circular copias piratas, que es algo que hay que asumir que sucederá tarde o temprano. Ya digo que esto no lo hacemos para ganar dinero, pero si conseguimos no perder demasiado, mejor que mejor.

¿Y eso de hacer una versión en inglés? Por probar y, sobre todo, porque el grueso de la comunidad de Dungeon Crawl Classics es angloparlante. Es triste pero es así. Al menos hasta que alguien se decida a editarlo en castellano. En breve abriremos una convocatoria en Phlogiston Books para publicar allí conversiones a otros sistemas, más que nada porque yo, por ejemplo, no me veo capacitado para hacer una versión del módulo para D&D 5ª o Aventuras en la Marca del Este. No domino esos sistemas lo suficiente.

Y así a bote pronto no se me ocurren más dudas que puedan despertar este asunto. Estoy abierto a preguntas.

Ahora ya toca ponerse con los próximos proyectos. Tenemos en la lista de espera The Phlogiston Books: Volumen 1, material de primera para animar vuestras partidas; El Carnaval de las Delicias Terrenales, un mini sandbox de fantasía rural, género del que Josemasaga es un pionero; El Éxtasis del Oro en sus versiones embudo y nivel 3, y El Último viaje del Condenado Director's Cut.

Tenemos muchos planes en Phlogiston Books. Y muy poco tiempo para ponerlos en práctica. Pero bueno, poquito a poquito, rascando minutos... igual en un año sacamos el siguiente.

16 comentarios:

Axel Castilla dijo...

Así, las cosas como son y sin pelos en la lengua.

Me quedo especialmente con "Luchad por lo que realmente os llena".

Velasco dijo...

Bueno "luchad" con la boca pequeña, hablo de ser constante y a lo mejor dormir un poco menos o hacer algo útil en lugar de jugar a la consola. Tampoco hay que volverse locos.

Carlos de la Cruz dijo...

Sí, señor. Aplauso. Enhorabuena por sacar adelante el proyecto. Coincido contigo en que esto es cuestión de echarle horas. Horas que no se tiene, en modo alguno, pero que se encuentran. Al final, de eso va la vida.

Yo me haré con mi copia física en cuanto pueda. La digital ya la tengo... por tener, tengo hasta una "versión primigenia", ¿te acuerdas? ;). Tengo ganas de ver los cambios, la verdad :).

Mucha suerte con los siguientes proyectos pero, sobre todo, a disfrutar de tener este terminado.

Guillermo Heras dijo...

Magnífica entrada, con la que estoy totalmente de acuerdo.

Velasco dijo...

Muchas gracias, majos.

@Carlos de la Cruz: uy, la versión primigenia... yo creo que hay bastantes cambios desde aquella, aunque solo sean los que trajeron consigo las pruebas de juego.

Carlos de la Cruz dijo...

Lo cual demuestra que las pruebas de juego son importantes ;). Bueno, bueno, pues ya lo compararé.

Edanna R. dijo...

Enhorabuena por el trabajo y el esfuerzo. Y además con mucha razón en la filosofía para sacarlo adelante. :)

Rubén Ángel Hernández Gómez dijo...

Bueno, son decisiones editoriales, aunque no estoy de acuerdo con los razonamientos, cada cual es dueño de su trabajo y tiene derecho a distribuirlo como mejor cree o como más le guste.

Por otro lado, totalmente de acuerdo con tu filosofía sobre el esfuerzo, sin esfuerzo no se llega ni de aquí a la esquina. Yo lo se porque llevo un par de meses currando una traducción que en estos días verá luz, y es necesario constancia y fuerza de voluntad para llevar las cosas a buen puerto.

Así que solo me queda desearos buena suerte con las ventas y con los siguientes proyectos.

Ignacio Muñiz dijo...

Con entradas tan inspiradores te van acontratar en el pp para la campaña de las generales.
¡Enhorabuena Cracks!

José Viruete dijo...

Felicidades. Coincido en la mayoría de actitudes. En cuanto tenga algo suelto lo pillo.

Gaelos dijo...

Felicidades, al final la cosa ha salido :).

Es fenomenal cuando se logra terminar algo con lo que se dedica tanto tiempo y energías.

Sobre los comentarios... bueno, pues si es cierto que se requiere tiempo y perseverancia, para que la cosa salga bien también se necesita talento, como el que mostráis.

Me haré con el manual, y espero poder hincar el diente en esos otros proyectos que comentas. Me ha dejado con intriga el último, aún tengo pendiente jugar esta aventura (la del Heredero de Piedra la habré dirigido media docena de veces entre mesa y umbría).

¡Saludos, disfrutad y ánimos para los próximos proyectos!

Juanma Coronil dijo...

¡Sois unos máquinas! Me lo pillo también en cuanto pueda.

Jose Carlos Agenjo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Velasco dijo...

@Jose Carlos Ajenjo: muchísimas gracias por tu crítica. Y tomo nota de tus sugerencias. La verdad es que la idea del retorno del Geómetra se hace bastante atractiva. Ahora bien, me temo que voy a editar el contenido por esas cosas de los spoilers y lo vuelvo a pegar. Espero que no te importe.

Velasco dijo...

Y esta es la versión editada y libre de spoilers del mensaje de Jose Carlos Agenjo:

"No sé si porque la aventura es muy buena o porque la he leído estando de vacas con mis suegros y hasta Sálvame me parece una obra de arte con tal de evadirme ...pero me ha encantado! :-D Supongo que será más por lo primero, jejeje.

A destacar:
-Las criaturas inventadas para la ocasión (o que al menos yo no conocía). Nada es espectacularmente novedoso y muchos son conceptos ya vistos, pero casi siempre tienen un giro de tuerca que los hace especiales y encajan como un guante en la historia.
-Los bandos enfrentados: como ya he leído en alguna reseña este dungeon no es una sucesión de estancias sino que hay motivaciones para sus habitantes. Y me encantan los motivos por los que están enfrentados.Vamos, que me encanta la trama urdida.
-El formato: de primeras no me convenció el tamaño reducido, pero después de manosearlo y llevarlo de aquí a allá, me parece muy cómodo.

Pegas (que no lo son tanto):
-Quiero más ilustraciones! :-D Me encantan especialmente las de los planos, y echo de menos la de algún bicho que sale en la aventura. Pero supongo que eso implicaba invertir más dinero y claro, los bolsillos no están para derrochar.
-Veo complicado que los jugadores se enteren de toda la intrahistoria, que para mi es una de las cosas que mas he disfrutado leyendo. Aunque bueno, para eso está el master, que se lo curre ese mamón! :-D
-Se me hace corta!!! El Geómetra debe volver!! Para cuando una continuación?
Pues nada, que sólo quería felicitaros por un gran trabajo."

Jose Carlos Agenjo dijo...

Uy,disculpa los spoilers! Estaba emocionado y me fui de la lengua!!

Publicar un comentario