lunes, 20 de noviembre de 2017

Rolea 2017: más Clásico que el GURPS, imposible

Ya estamos de vuelta de las jornadas Rolea 2017 que se desarrollan en el Ceulaj de Mollina, junto al insigne pueblo de Humilladero, localidad que en cuanto descubrimos se convirtió en la cuna de los héroes de varias de nuestras aventuras de Clásicos del Mazmorreo.

Como en años anteriores, se nos ha tratado de maravilla, hemos convivido con gente estupenda, dormido muy poco y jugado muy mucho; y a todo lo bueno esta vez tenemos que añadir que hemos sido los depositarios del premio Rolea 2017 al juego del año por nuestra labor con Clásicos del Mazmorreo. Solo puedo dar las gracias y, sé que va a sonar fatal, pero he de decir que me parece un premio merecidísimo. Ojo, no por nuestra labor, sino por la de John Goodman, Harley Stroh, Michael Curtis, Doug Kovacks, Stefan Poag, Peter Mullen... y tantos otros artífices de lo que me parece un soplo de aire fresco, un "nuevo viejo" enfoque de los juegos de fantasía medieval. Espero que este premio sirva para darle un poquito de proyección en nuestro país y se quite de encima la etiqueta de "un retroclon más", que yo creo que a estas alturas ha adquirido la categoría de lastre.

¡Ta-daaaaaaa!

Y siguiendo con alegrías y tremendas satisfacciones, esta es mi valoración de las partidas que he dirigido en las Rolea 2017:


La jugada de Glipkerio. Esta es la mejor carta de presentación del juego que se puede hacer en unas jornadas. No la había dirigido antes, pero sí que la había jugado y recuerdo que me divertí como un mico arrojando zurullos a los turistas. Se trata de una aventura de nivel 2, con un comienzo por todo lo alto (y nunca mejor dicho) y un reloco giro final que te deja con el culo torcío. Todo esto sin dejar de lado la ensalada de hostias y carreras propia del género. Y lo mejor de todo es que se puede descargar de forma gratuita (¡ENLACE!) para uso y disfrute del personal. Jugadla, aunque sea con otro sistema, aunque sea con Fate o Polaris. A mí no me decepcionó, y yo creo que a los jugadores tampoco.


Mi hermanita quiere que sufras. Mi apuesta extravagante para las jornadas: una aventura de Cthulhu Britannica de Cubicle 7 adaptada al sistema GURPS. Se trata de un aventura perfecta para jornadas que comienza con los jugadores despertando de animación suspendida en una nave espacial sin recordar quienes son ni cómo han llegado hasta allí. Que sí, que a estas alturas lo de la amnesia no es que no sea original, es que resulta hasta manido y cansino, pero en este caso se le saca muchísimo partido, ya que los pjs van recuperando sus recuerdos a medida que pasa el tiempo. En Mollina se la conoce como "la aventura de los sobres". Cuando la leí me dio la sensación de que podía ser muy divertida, y lo confirmé. No puedo contar nada más acerca de ella porque cualquier otro dato sería un spoiler como una rotonda con una estatua de Chillida. Pero pienso volver a dirigirla en cuanto tenga ocasión. En cuanto al sistema utilicé el GURPS Lite añadiendo las reglas de demencia de GURPS Horror y yo insisto en que GURPS, con pregenerados, es más sencillo que el mecanismo de un chupete. Lo complicado es hacerte el personaje, pero superado ese escollo la cosa va como la seda, no creo que ninguno de los jugadores se fuera de la partida sin haber entendido cómo se jugaba.


La hechicera imperecedera. Esta es la aventura de La Gira Mundial de CdM 2017, lo que significa que se envía de forma gratuita a todos aquellos que demuestren haber dirigido una partida de CdM (o envíen una foto fingiendo hacerlo, que hay gente pa' tó'). Había algo en esta aventura que no me terminaba de convencer, aunque no sabía bien qué era. Tenía un runrún en la cabeza que no me dejaba tranquilo y horas antes de empezar me planteé cambiarla por El Abad de los bosques. Es más, si hubiera tenido más fresca la del Abad lo hubiera hecho. La aventura tiene una buena duración para jornadas pero creo que es mucho más apropiada para campañas domésticas. Parte de una situación interesante que se puede enlazar con el final de una aventura y termina con otra situación interesante que podría ser el punto de partida de la siguiente. Lamentablemente, el meollo es algo breve, tiene algunos agujeros en la trama, información que los personajes no tienen forma de descubrir e incluso un par de encuentros que quedan "a discreción del director de juego", entendiendo esto como "y aquí que alguien meta algo que a mí no se me ocurre nada y tenía que haber entregado ayer". Insisto en que estos huecos son perfectos para integrarlos a tu campaña, pero yo personalmente necesito algo más cerrado para unas jornadas. En mesa creo que salió dignamente gracias a unos jugadores estupendos, una pizca de magia proteica y algo de cintura de Director de Juego. Claro, que también puede ser que cualquier aventura quede un poco gris después de haber dirigido La jugada de Glipkerio.


El pórtico bajo las estrellas. No voy a engañaros: nunca ha sido mi aventura favorita, ni mi embudo favorito. Me parecía corta, excesivamente sencilla y propensa a que se produjeran muertes gratuitas; pero no dejaba de ser el embudo por antonomasia de CdM, el que venía incluido en el manual, el modelo en el que se debían basar todos los embudos. Esta ha sido la primera vez que la he dirigido y he de decir que me ha sorprendido gratamente. Es cierto que gana mucho con las sugestiones demoníacas de Ssisssuraaaaggg (¡ENLACE!), pero las situaciones planteadas son originales y recompensan el ingenio de los personajes (de nivel 0, os recuerdo) antes que sus capacidades.

Como siempre, agradecer a los jugadores el sentarse a mi mesa y ponerse en mis manos durante un rato. Espero que haya merecido la pena y no les haya resultado una pérdida de tiempo, algo precioso en unas jornadas que ofrecen tantas partidas tan buenas de tantísimos juegos. Volveremos a vernos el año que viene.

6 comentarios:

jose masaga dijo...

Que noooo, que La hechicera moooola... ;P

Ruben Castro dijo...

Holaaaa... una pregunta...
Como se puede conseguir "la hechicera imperecedera"?

Velasco dijo...

En este enlace explicamos cómo:
http://www.other-selves.com/p/gira-mundial-de-clasicos-del-mazmorreo.html

Ruben Castro dijo...

Entiendo que si solo puedo dirigir a mi grupo habitual no vale....tienerf que ser un eventorno o algo así. ..
Estoy bien jodido...

Velasco dijo...

No es necesario que sea un evento. Lo puedes hacer en tu casa con tu batamanta y tus pantuflas.

Ruben Castro dijo...

Ja ja ja. . Ok

Publicar un comentario